En Algarrobo, Magdalena: Un humedal fantasma

El Embrujo del Paisaje
Por. Victor Garavito

Cada pueblo tiene su pequeño paraíso y en Algarrobo, Magdalena, tiene nombre propio, “Playón Chimila”, un humedal aún desconocido hasta para las propias autoridades ambientales que sólo en el 2015 se enteraron de su existencia, menos para su gente que aprendió lo que significa la ecología del paisaje.

Son 500 hectáreas, las que constituyen este ecosistema estratégico, ubicado al occidente del Algarrobo, entre las fincas Costa Rica y Colombia, a escasos 30 minutos del casco urbano por la vía que comunica a los Corregimientos Estación Villa y Puerto Lleras, entre las coordenadas norte 10°14” y oeste 74°7”.

Este complejo acuático, “el humedal más virgen que existe en el país”, según lo precisaron un grupo de biólogos que lo visitaron, contribuye al recambio biótico y regulación hídrica de la subregión Chimila y es un rico corredor genético, alimentado por los caños El Roncón, La Peluza y Villa de Leyva.

El “jisawi” (humedal), como lo llamaban los aborígenes, tenían un importante valor sagrado y ocupan un sitio preponderante dentro de la mitología de la gran nación Chimila, quienes eran los antiguos dueños de estas tierras, donde se encuentran los municipios de Chivolo, Granda, Ariguaní, San Ángel y Algarrobo, además, de los territorios que bordean el río Magdalena desde El Banco hasta Tenerife.

Detrás del Espejo

Después de diversos intentos y solicitudes, durante el 2015 por parte de la Unidad Municipal de Asistencia Técnica Agropecuaria, a cargo del Ing. Agrónomo, David Rodríguez Zuñiga, se logró que la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, realizará una visita para su reconocimiento el pasado jueves 26 de marzo, porque Corpamag ni siquiera conocía de su existencia.

DSC_1799-1-1

Tal vez de esta forma, el “Playón Chimila” podría dejar de ser un fantasma para la autoridad ambiental y la región. Por eso, ahora la comunidad algarrobera espera que su jisawi sea incluido dentro del inventario de espejos de agua de la región, porque en el 2015 ni siquiera aparecía. Así lo deja claro el afiche sobre los humedales del departamento que distribuyó Corpamag durante el mes de marzo del 2015.

“Fue en medio de una de sus caminatas, matutinas cuando mi padre, Ladislao Muñoz, avistó por primera vez el humedal, hace ya 65 años”, cuenta uno de sus guardianes Sixto Muñoz Ariza, quien toda la vida ha vivido en la Finca Playoncito, por donde actualmente los algarroberos entran a disfrutar del espejo de agua.

Este paraíso acuático del “jisawi” o humedal “Playón Chimila”, reviste un especial interés para la comunidad de Algarrobo, dado que sí en 15 años tendremos un déficit del 40% en el suministro de agua, como quedó planteado en el Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2015, de la Organización de la Naciones Unidas, ONU, el valor no es sólo turístico, paisajístico, genético ni económico sino su importancia es geoestratégica.

En la actualidad, el humedal viene presenta un proceso de desertificación debido a las interrupciones o tapes ilegales que presuntamente algunas empresas agroindustriales privadas y finqueros, le ponen a los afluentes que surten a este complejo hídrico, sin que la autoridad ambiental intervenga frente a estos hechos. Aunque, algunos manifiesta que tienen los permisos correspondientes expedidos por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, los hechos no son claros, al tiempo que desvían los cuerpos de agua en la región para favorecer los intereses de la agroindustria. Además, la caza indiscriminada afectan las especies que habitan su ecosistema.

Finalmente, después que se elevaran estas denuncias ante la Corporación Autónoma Regional del Magdalena por parte de los pescadores locales, aún no se arrojan resultados concretos, mientras el “Playón Chimila” está a punto de desaparecer por cuenta del Fenómeno del Niño, la falta de de un plan de manejo y su protección por parte de la autoridad ambiental. Al parecer en Colombia el derecho al agua es vital solo para el sector privado y las multinacionales.

Fotografía: ©Artistas Zona, 2015. Algarrobo, Magdalena.

1. Sixto Muñoz Ariza, el guardián del Humedal.
2. Humedal “Playón Chimila”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s