La Nueva Cara del Relleno Sanitario Regional de Ariguaní

El Verdadero Rostro de la Administración de Castilla Baena
Por. Víctor Garavito

El Relleno Sanitario Regional de Ariguaní, sin lugar a dudas, se convirtió en el rostro que definió los cuatro años de administración del ex alcalde Carlos Eduardo Castilla Baena.

dsc_6432_656-1-info

dsc_6406_630-1-info

En la actualidad, muchos ariguanenses están de acuerdo en señalar que la administración de Castilla Baena se caracterizó por el caos, el desgobierno y el detrimento del patrimonio público, así lo calificaron algunos lideres comunitarios; además, de distintos ciudadanos y ciudadanas consultados por [ar] actualidad regional.

Y eso fue lo exactamente lo que encontraron los funcionarios de la Unidad de Servicios Públicos de Ariguaní, USPA, en el Relleno Sanitario Regional, convertido en un botadero a cielo abierto, de la mano de quienes se suponían debían administrarlo.

Hoy, para nadie es un secreto que en el periodo de Castilla Baena, los servicios públicos sufrieron el abandono y un atraso significativo. Hecho, que sumió al municipio en un profundo letargo frente al desarrollo, como lo demuestran claramente los hechos.

El Botadero

El Relleno Sanitario Regional se encontró totalmente abandonado en el 2016 y en condiciones desastrosas, como también ocurrió con gran parte de la infraestructura y el patrimonio municipal. Este significativo hecho, explica exactamente lo que ocurrió en Ariguaní durante la administración de Carlos Eduardo Castilla Baena.

dsc_6435_659-1-info

dsc_6481-2

dsc_6440_664-1-info

El “basurero municipal” no contaba con ningún manejo técnico y estaba convertido en un peligroso foco de vectores endémicos, es decir, de enfermedades infectocontagiosas, que atentaba contra la salud pública del municipio, especialmente de los barrios aledaños a su área de influencia, como son 20 de mayo, Simón Bolívar, Emmanuel, Sinaí, San Jorge y La Florida, así como el Hospital Alejandro Maestre. Esta era la realidad del Relleno Sanitario Regional, transformado por la desidia de la Administración Municipal de Castilla Baena, en un botadero a cielo abierto.

Tan grave era la situación, que existe una una denuncia interpuesta ante la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, el 16 de octubre del 2015, bajo el radicado No. 7844 y que dio lugar a una intervención inmediata por parte de la Subdirección de Gestión Ambiental de Corpamag. De ahí que, esta entidad realizó una visita técnica el 5 de noviembre del año anterior; además, solicitaron un informe a la Alcaldía de Castilla Baena, sobre el estado de lo que ellos calificaron como un “botadero a cielo abierto”.

Sin embargo, este informe nunca fue elaborado ni remitido a la Subdirección de Gestión Ambiental de Corpamag, es más ni en la Alcaldía ni la USPA se encontró un documento que diga exactamente cuantas toneladas por mes de residuos sólidos producía la cabecera municipal de Ariguaní, ni respuesta alguna a los requerimientos de la Autoridad Ambiental.

Ante esta situación la Oficina Jurídica de la Subdirección de Gestión Ambiental de Corpamag, proyectó en los primeros meses del año, el levantamiento de la Licencia Ambiental de funcionamiento del Relleno Sanitario, expedida mediante la Resolución 2737 del 21 de noviembre de 2008. De haberse presentado este hecho Ariguaní habría vivido una emergencia ambiental sin precedentes y de proporciones catastróficas para el bienestar de sus comunidades.

A pesar de todo esto, extrañamente, solo hasta este año la Procuraduría tomó cartas en el asunto. En efecto, mediante comunicación dirigida a la Alcaldía, la Dra. Marlene De Jesús Cortés Díaz, Procuradora Ambiental y Agraria del Magdalena, el pasado 7 de julio, con  Radicado No. 36000-PJIIAAM-459, solicitó un informe del estado actual del Relleno Sanitario Regional, motivada por la denuncia interpuesta ante Corpamag.

Mientras esto sucedía en Ariguaní en el 2015, el desgobierno de Carlos Eduardo Castilla Baena, era total, a tal punto que crecía la delincuencia, el microtráfico, la extorsión y los narcoparamilitares se tomaban los alrededores El Difícil, como lo reconocen algunos líderes sociales, aunque para la la Subteniente Julie Stephany Serrano Murcia, Comandante de la Estación de Policía de Ariguaní, sus estadísticas decían otra cosa.

Para acabar de completar este oscuro panorama, durante el proceso de empalme la Administración Municipal saliente de Castilla Baena, no entregó la información pormenorizada, como lo exigen las Leyes 951 del 2005, 1151 de 2007 y 1551 de 2012, ni tampoco cumplió los aspectos generales del empalme entre los mandatarios entrante y saliente.

Además, desconoció en cierta medida, la Circular Conjunta No. 018 de septiembre 15 del 2015, emanada por Contraloría y Procuraduría General de la Nación; así como la Circular Externa No. 005 del 19 de octubre de 2015, de la Contaduría General de la Nación.

Sin embargo, Carlos Eduardo Castilla Baena, apeló a la muy clásica leguleyada de oficio y al mejor estilo de las acostumbradas estrategias uribista, dilatar y acomodar, en su intento por desconocer las implicaciones de lo solicitado por los entes de control. Así lo expresó en su carta del el 12 de diciembre del 2015 el ex alcalde: “… la Ley 951 de 2005, desafortunadamente no ha recibido reglamentación por parte del Gobierno Nacional y todas esas formalidades que nos trasmiten tanto la Contraloría General de la República como la Procuraduría General de la Nación en el ámbito de sus competencias a través de la Circular Conjunta No. 018 del 03 de septiembre de 2015, debe entenderse como meras sugerencia… (sic)”.

Por otro lado, según el Artículo 78 de la Ley 1474 de 2011 y el Artículo 50 de la Ley 1757 de 2015, donde se precisa que el «empalme de Gobierno es un proceso que contribuye a la rendición de cuentas de la rama ejecutiva, la cual es una obligación de todos los servidores de la administración pública»; no obstante, la Administración saliente, del exalcalde Carlos Eduardo Castilla Baena, dejó varios vacíos con respecto a la información sobre su gestión y alcances, frente a los servicios públicos, que presta el ente territorial, a través de la Unidad de Servicios Públicos de Ariguaní, como lo dejan entrever los escasos documentos que dejaron en la sede administrativa de la USPA.

Es decir, la actual administración de la Unidad de Servicios Públicos, USPA, a cargo de Aldo  De León Vergara, se ha dado a la tarea de recoger y reconstruir la información necesaria y pertinente para adelantar su gestión técnica y operativa.

dsc_6964-info

La Otra Cara

Actualmente, la Unidad de Servicios Públicos de Ariguaní ha emprendido un proceso de adecuación, rehabilitación y manejo técnico del Relleno Sanitario Regional, que minimice y controle de los impactos ambientales.

En la actualidad, ya se adelantó la primera fase, que correspondió al mantenimiento de sus vía de acceso, remoción de masa, limpieza de su cerramiento, control de vectores endémicos y mejoramiento de la celda de disposición final de residuos con chimeneas para el fuga de gases.

De igual manera, se realizan gestiones para la consecución de recursos destinados a la adecuación del área administrativa y finalizar con las obras de infraestructura que optimice el tratamiento de disposición final de los residuos sólidos urbanos.

Además, se tiene proyectado realizar acciones sociales que incorporen la labor de selección, recuperación y comercialización de materiales reciclados por parte de un grupo de recicladores ariguanenses, con el fin de propiciar un proceso de organización de una unidad productiva que dignifique a los recuperadores.

Por otro lado, es importante señalar que en el tema de la cultura ciudadana todavía hay mucho por hacer. En este sentido, es preciso señalar a los dueños de los grandes graneros o distribuidoras de alimentos, no tienen la más mínima conciencia ambiental; así lo demuestran el uso del Relleno Sanitario que hacen estos comerciantes, olvidando que es un bien público.

Es decir, a estos señores adoptaron las costumbre de la administración de Castilla Baena, donde cualquiera por fuera de las normas técnicas y ambientales arrojaba sus residuos y desechos como quería en el Relleno Sanitario. De tal forma, que disponen a su antojo de una infraestructura que es patrimonio de todos los ariguanenses. Igual, sucede hoy con los productores de lácteos.

Finalmente, “a pesar de la situación en la que encontramos al Relleno Sanitario Regional, nos hemos dado a la tarea de rehabilitarlo, dándole el manejo técnico que requiere, en cumplimiento de las labores de disposición final en la prestación del servicios de recolección domiciliaria del aseo urbano en la cabecera municipal y el Corregimiento de Pueblo Nuevo, que es parte del objetivo misional de la Unidad de Servicios Públicos de Ariguaní”, precisó Aldo De León Vergara, Jefe de la USPA.

Fotografías: [ar] actualidad regional, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s