“La Paz Más Barata del Mundo”, dice Álvaro Leyva

La otra cara del Acuerdo
Por. Victor Garavito

“Hablarle a un bumangués o ariguanense sobre la paz es completamente diferente que hablarle a un habitante de Quibdó o de la Guajira, porque sus intereses son completamente diferentes”, advierte el Álvaro Leyva Durán, político conservador, quien hizo parte del grupo asesor de juristas durante las negociaciones en la Habana.

“El problema es que el análisis sobre el tema es muy bajo en el país y uno se preocupa, cuando todo esto hay que resolverlo con un si o con un no; además, hay que reconocer que los acuerdos no son fáciles de leer, máxime en un país donde nadie lee, ni siquiera los más preocupados se los han leído”, agregó Leyva Durán.

Desde hace tres décadas, Leyva Durán, ha sido protagonista cuando se habla de la paz en el país; en 1984, hizo parte de la Comisión de Verificación de los diálogos adelantados durante la presidencia de Belisario Betancur con las FARC. Fue en ese momento que el exministro conservador comenzó a obstinarse con la paz y en diversas ocasiones le propuso que la única salida al conflicto armado interno era la negociación política, como efectivamente sucedió. Ese siempre fue su empeño, como lo fue el de muchos colombianos de diversos sectores políticos y sociales, quienes siempre buscaron ponerle fin a la guerra.

Cuentan, la anécdota casi mítica, que en Casa Verde, sede del Secretariado de la FARC a mediados de los años 80s, alrededor de una olla de arroz surgió un espontáneo diálogo entre Leyva Durán y Alfonso Cano, al que se les unió Manuel Marulanda. Este sería el inicio de un fructífero intercambio de pareceres, que comenzó al calor de un fogón y se extendió hasta los últimos días de sus protagonistas.

Hoy, 32 años después, de haber sido perseguido, exiliado y puesto preso en España por terrorismo, su perseverancia comienza a dar frutos. “Durante el proceso yo tuve una connotación que me parece graciosa, pasaba de ser del abogado o asesor de las FARC al facilitador del gobierno o el asesor de Noguera y cuando llegaba a mi casa me preguntaba y yo quien soy. Fíjese, hace algunos días, en el acto de arrepentimiento en La Habana de los señores de las FARC con parientes de los Diputados del Valle, yo me encontraba ahí, en ese momento el Alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, me miraba como preguntándose y este tipo que hace aquí; pues seguramente cuando él estaba aprendiendo griego, yo desenterraba los cadáveres y lo digo sin ninguna vanidad, solo para señalar que cuando me senté en este proceso, lo hice con una visión holística”.

El Acuerdo

dsc_7193-1

La Corte en su Sentencia C-379 del 18 de julio del presente año, con ponencia del Magistrado Luis Ernesto Vargas Silva, señaló que está en juego son los Acuerdos no la paz, porque este derecho síntesis es contramayoritario, así como tampoco se pueden llevar a las urnas los derechos fundamentales.

“Entonces, lo que hay demostrarle de manera muy sintética a la gente que en todos los Acuerdos hay derechos fundamentales y estos fueron el eje esencial para haber desarrollado el Acuerdo como quedó, dirigido a la consecución de la paz, que es el derecho síntesis, es decir, es el derecho fundamental del hombre sin el cual los demás derechos no se pueden garantizar”, precisó Leyva.

Según Leyva, las diferentes posturas que hoy intentan deslegitimar el marco jurídico frente a la comunidad internacional, así como ante las distintas instancias y organismos internacionales, del “Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera”, es porque aún no han entendido o no han leído su preámbulo.

Desde esta perspectiva, explica Leyva Durán, que el Acuerdo esta anclado al derecho internacional, ya que en su concepción y sustento reconoce los tratados internacionales, como el Viena, el Estatuto de Roma y principios que han sido objeto de sentencia por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

En virtud de lo anterior, es importante resaltar que la corte reconoce la prevalencia de estos tratados dentro de la Constitución, por eso se habla de un acuerdo especial, en la medida que esta amparado dentro de los términos del artículo 3 común a los Convenios de Ginebra de 1949, es decir, al Derecho Internacional Humanitario, DIH, que establece los estándares humanitarios mínimos en la guerra; además, el Acuerdo debe ser registrado en el Consejo Federal Suizo para que adquiera un status jurídico internacional; sólo de esta forma, se garantiza su inclusión en el bloque de constitucionalidad de la Carta Magna. De igual manera, el proceso reconoció los aportes de la connotada jurista Christine Bell y su tesis de la Lex Pacificatoria.

“Pensando que la gente se iba a leer el preámbulo, cosa que no sucedió, al contrario nos hemos pegado una enredada, porque como dicen por ahí: -Como puede ser que a esos vagabundos les van a dar cinco escaños en el Senado y cinco en la Cámara de Representantes. En este punto, les puedo demostrar con una lista cómo en otros procesos de paz les han dado hasta 70 curules. De tal manera, que esta es la paz más barata del mundo. No obstante, escuché a Andrés Pastrana diciendo que eran 25, que vergüenza que no se haya leído los Acuerdos y esto si que duele porque él fue jefe de Estado. Entonces, en este enredo hemos perdido tiempo porque no se han examinado cosas más importantes y yo he venido diciendo que la paz es con todos, pero nadie lo ha mencionado, quizás porque huelen a Constituyente o para algunos a triunfo del chavismo”, revela Leyva Durán jocosamente.

En este sentido, es importante retomar el párrafo de la introducción del Acuerdo donde dice: “Por lo anterior, el Gobierno de Colombia y las FARC-EP, con el ánimo de consolidar aún más las bases sobre las que edificará la paz y la reconciliación nacional, una vez realizado el plebiscito, convocarán a todos los partidos, movimientos políticos y sociales, y a todas las fuerzas vivas del país a concertar un gran Acuerdo Político Nacional encaminado a definir las reformas y ajustes institucionales necesarios para atender los retos que la paz demande, poniendo en marcha un nuevo marco de convivencia política y social”.

De ahí que Leyva Durán apunte: “El día de la votación del plebiscito no es el día de la culminación de un proceso sino que se nos abren grandes posibilidades. Con este punto de la Constituyente algunos se han logrado emocionar y han incorporado la idea, como lo hace Carlos Holmes Trujillo, porque yo he hablado con ellos y es que al único bandido de las FARC que invitan a las convenciones el Centro Democrático soy yo”.

Por otro lado, a la luz de los acontecimientos históricos de los últimos 60 años es importante revisar a Juan Llambías de Azevedo, en el primer Congreso de filosofía del derecho realizado en Buenos Aires en 1949.

Llambias explicó que nosotros nos debemos a los muertos y cómo la herencia de los muertos van creando las sociedades que hoy tenemos. Entonces la responsabilidad es como juzgar a los muertos con relación a lo que somos nosotros; además, de aprender y concebir como dejamos a los que vienen, pero no estamos hablando solo de los nietos sino de los que están por nacer, así lo propuso éste autor en la tesis que se conoce como justicia prospectiva.

Leyva Durán señala finalmente: “Me molesta que en ninguno de los debates ni en las intervenciones se han considerado los anclajes ni soportes sobre los que esta construido el Acuerdo; por ejemplo, cuando de habla en el punto sexto sobre la implementación y es que nada menos ni nada más se va implementar es la carta de derechos, la reparación y la reincorporación. Claro que la reincorporación, porque es el cambio de las armas por la política sin armas, pero algunos dicen que esos vagabundos como van hacer política… y los muertos que son los que produjeron a esos vagabundos quienes son. Por eso, el perdón lo tenemos que pedirlo todos, hasta la iglesia”.

Fotografía: [ar] actualidad regional, 2016.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s