Censura y Persecución a la Prensa Regional en Colombia: Segregación Institucional en la Unidad de Víctimas

Por este artículo, publicado el el 5 de enero del 2016 en el periódico regional HOY DIARIO DEL MAGDALENA: “Dicen Víctimas del Conflicto: “Hemos perdido hasta el presente” (Retirado de la Web de la Empresa Informativa miembro de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP), he recibido una intensa persecución por parte de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, dentro la acostumbrada estrategia que usan las entidades públicas de tender cortinas de humo para invizibilizar la realidad y desviar la atención frente a otras miradas. De tal manera, que con ataques de carácter personal y profesional, el Estado colombiano viola el derecho a la libertad de expresión y re-victimiza a las víctimas.

“Hemos perdido hasta el presente”, dicen Víctimas en Colombia
Por. Victor Garavito

“No solo con buenas intenciones construiremos la paz, es imprescindible propiciar hechos reales que transformen nuestra realidad y nos permita volver a creer en la esperanza de un mejor futuro, porque hace falta dignificar las víctimas, las que aún hoy hemos perdido hasta el presente”, con estas palabras resume su situación Rita Eva Ávila Mendoza, quien sigue esperando que la Unidad Nacional de Víctimas cumpla con la Ley 1448 del 10 de junio de 2011.

Rita Avila, fue desplazada, junto con tres familias más, de la Vereda La Paz del Caribe en el 2012, perteneciente al Corregimiento de Guachaca, ubicado en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta.

“De un momento a otro y por exigencia de hombres armados, nos sacaron de donde siempre habíamos vivido y no nos quedó más que venirnos para Santa Marta, donde nunca me imagine lo duro que era vivir en la ciudad”, recuerda doña Rita.

En la actualidad, lleva cuatro meses esperando una segunda ayuda humanitaria; sin embargo, aún aguarda una respuesta que le ha sido esquiva. “En la Unidad de Víctimas la atención es muy mala, sólo representamos un número y hacemos parte de las estadísticas necesarias para los informes de gestión; además, los funcionarios se burlan de nosotros y no nos prestan atención; siempre nos dicen que nadie les va a decir nada porque ellos son los que mandan”, precisa Ávila Mendoza.

El pasado 17 de diciembre [2015], después de madrugar a las 5:30 de la mañana para conseguir una ficha con la que pueda ser atendida por los funcionarios de la Unidad de Víctimas, sobre las 3:30 de la tarde de ese jueves volvían a decirle lo mismo que en los últimos 120 días ha escuchado: “Que no había sido activada por Bogotá”.

A pesar que doña Rita Ávila tiene cáncer y su riñón izquierdo fuera extraído en una intervención quirúrgica practicada en Bogotá, porque en Santa Marta no contaba con el servicio de urología; el pasado 17 de diciembre intentó explicarle a un infranqueable celador, convertido hoy en el primer interlocutor de la Unidad de Víctimas y experto en la tramitología que a diario enfrentan los más de 190.000 desplazados que viven en la capital del Magdalena y son atendidos en la sede del barrio María Eugenia.

“En el 2015 me entregaron una ayuda de $600.000 y nunca más he contado con la suerte de recibir otro auxilio, a pesar de mi precaria condición de salud, de ser madre cabeza de hogar a cargo de tres hijas y dos nietos, porque mi hijo vive con mi madre y es que en la Unidad de Víctimas es un problema para todo: hay madrugar por las fichas a las 5:30 de la mañana, las citas, etc. Mientras, que los desplazados solo le pedimos al Gobierno Nacional que nos ayude y no nos abandone; fíjese hasta votamos otra vez por el Presidente y hoy siento que no nos ha cumplido”, señala vehementemente Rita Ávila.

20151217_083446-1-1-p
Sede Administrativa del Magdalena de la Unidad para la Reparación Integral a las Víctimas

Además, agrega: “No más el 17 de diciembre, cuando les conté a una de las funcionarias sobre esta entrevista, en tono de sarcasmo me dijo que denunciara que ni baños había en la sede María Eugenia para los empleados. Por eso, muchos de los desplazados no queremos ir más a esas oficinas”.

20151217_145646-1-2-p
Así se atiende a las Víctimas del Conflicto Armado en Colombia en Santa Marta. Centro de Atención Barrio María Eugenia, 17 de diciembre de 2015

Por otro lado, frente al tema de salud “estamos mal, cada vez que vamos al IPC del Barrio María Eugenia esta cerrado, nunca hay atención y nos mandan para otro lado y muchas veces ni para el pasaje tenemos”, advierte Rita Ávila.

Finalmente, el caso de doña Rita Eva Ávila Mendoza, representa solo una de las miles de historias que deambulan por la Santa Marta tratando de sobrevivir en medio de la exclusión que se ensaña contra quienes fueron víctimas del conflicto armado; mientras sus días son golpeados insesantemente por la indiferencia institucional, algunos de los desplazados aún sueñan que el 2016 las cosas por fin cambien en medio del proceso de posconflicto que vivirá el país.

Fotografías: © [ar] actualidad regional, diciembre de 2015.

blog
Artículo Retirado de la Web del HOY DIARIO DEL MAGDALENA

La Mirada Desde El Poder

El Censor, La Democracia No Tiene Remedio
Por. Víctor Garavito

Dice el refrán popular: “Los ojos son los espejos del alma”, porque a través de la mirada somos capaces de inspirar confianza, generar rechazo, censurar, perseguir y hasta decretar la muerte del otro.

Mientras hay miradas que enamoran, promueven la confianza y el respeto por la otredad, algunas son capaces de matar y de provocar un hondo desasosiego, como las que encontramos en esos ojos sanguinolentos y violentos, henchidos del más profundo odio.

Y son precisamente esas miradas las que asustan, porque no auguran esperanza ni promesa sino desvelo e intranquilidad frente al despiadado e implacable acecho de la muerte, como efectivamente reflejan esos ojos depredadores del censor que se alimentan de los otros, para calmar sus ansiedades, insuflar los destierros y procrear ausencias.

Lenguaje y Realidad

Hoy, los asesores de imagen de la clase política, plutócratas y tecnócratas que se encuentran en el poder, se esfuerzan en diseñar las miradas y sus sonrisas, para decorar el lenguaje aséptico, presumiblemente mesurado con el que se abordan los temas más álgidos del país; ejemplo de ello fue la Audiencia Crímenes Contra la paz, realizada el pasado miércoles 7 de diciembre, en la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, donde se abordó el asesinato sistemático de lideres sociales y defensores de derechos humanos de los últimos meses.

Durante, este evento, uno de sus protagonista fue el lenguaje y su ritmo: palabras lentas, aparentemente inteligentes, esterilizadas y neutras, esta es la tendencia de los discursos del poder; la estrategia de las intervenciones de los altos funcionarios del Estado apuntan a despolitizar y desideologizar nuestra realidad, en tiempos de paz y del posconflicto, con el propósito de negarla y descontexturalizarla para imponer el silencio nacional frente a los graves hechos que vivimos de asesinatos sistemáticos de líderes sociales (Informe del Colectivo de Abogados Jose Alvear Restrepo) y el accionar narcoparamilitar.

Este mismo lenguaje aséptico, es el que procura mantener las “líneas rojas” del status quo del establishment, de la que siempre habló el Presidente Juan Manuel Santos Calderón; quizás por eso le dieron el desprestigiado Nobel de Paz, como premio a la consigna que mantienen los neoliberales: el modelo económico no se toca [extractivismo], de la que salió triunfadora la plutocracia colombiana y las multinacionales extrajeras, a las que el Gobierno Nacional les entrega el país.

dsc_0508-ar-1

CODA: La misma estrategia se impone en el arte colombiano que promueve la institucionalidad y el Ministerio de Cultura, donde los artistas solo son los saltimbanquis del poder y los terapeutas de quienes siempre hemos estado desahuciados o muertos.

Fotografía: La Mirada desde El Poder: El Censor, Guillermo Rivera Flórez, Viceministro del Interior. Audiencia Crímenes Contra la paz. Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, miércoles 7 de diciembre. ©[ar] actualidad regional, 2016.

Publicada en: Artistas Zona Oriente

Atentado a la Libertad de Expresión del Partido Conservador en Montería

Concejal Alexander Madrid Botero Secuestra Equipos de Periodistas
Por. Victor Garavito

Ahora la clase política colombiana ha creado un nuevo mecanismo para violar la libertad de expresión y el ejercicio profesional de los periodista en nuestro país.

Así quedó demostrado luego que el Concejal de Montería y Presidente de la Comisión de Presupuesto, Alexander Madrid Botero, quien fue electo por el Partido Conservador Colombiano, le arrebatará la cámara a Marco Antonio Soto Galeano, quien se desempeña como camarógrafo del Canal Nortevisión y el Noticiero CM&; el episodio se presentó mientras cubría actividades del Concejo Municipal de la capital del departamento de Córdoba, junto con la periodista Luz Marina Rodríguez.

Así lo denunció ante la Fiscalía el camarógrafo Soto Galeano, quien además, señaló que el Concejal conservador Alexander Madrid Botero, borró el material grabado y le ordenó al vigilante que sacará a los comunicadores de las instalaciones del Concejo Municipal de Montería. De tal forma, que frente a este incidente, el edil fue demandado por hurto calificado en el ente de investigaciones.

Este hecho fue denunciado y condenado, hace 24 horas, por el Circulo de Periodistas y Comunicadores de Córdoba, mediante un comunicado de prensa que fue ampliamente difundido por los medios regionales y locales; así como por la Federación Colombiana de Periodistas, Fecolper.

cpm

De esta forma, la clase política colombiana ya no se conforma con las presiones que recibimos a diario los comunicadores, ni cuando impiden el acceso a la información, la censura de algunos medios privados nacionales y regionales, el no pago por los servicios o congelamiento de las cuentas en las entidades públicas, ni el soborno a cambio del silencio; además de las amenazas ó persecución de algunas entidades gubernamentales y entes territoriales, sino que ahora, secuestra y rapta nuestros equipos, con el fin de evitar el libre ejercicio profesional, los derechos fundamentales y las garantías constitucionales, de todo ciudadano, como lo establece la carta magna de 1991 y los diferentes convenios internacionales suscritos por Estado colombiano.

concejal-alexander-madid-640x420
Concejal de Montería Alexander Madrid Botero del Partido Conservador

Fotografía: (De Izq. A Der.) David Barguil Assis, Presidente del Partido Conservador Colombiano, Concejal Alexander Madrid Botero y Alcalde de Montería, Marcos Daniel Pineda García. ©Tomada de Google. Foto 2: Tomada del Diario La Piragua

EN EL DÍA DEL PERIODISTA: ¿QUÉ ES SER UN PERIODISTA?

Aproximaciones a la Deontología del Oficio ¿Qué celebrar?
Por. Víctor Garavito

Ser periodista es mucho más que pararse frente a una cámara, hablar por un micrófono, vender un periódico, hacer una revista de publirreportajes, tomar una fotografía y medio saber digitar algunas palabras frente al computador.

Ser periodista es mucho más que el hobby de los abogados litigantes, lo mismo que cuando no se encuentran detrás de sus negocios en los juzgados, están enfermos por aparecer en los medios de información; tampoco es el refugio de los políticos con aspiraciones del poder; menos es la tribuna que nunca han tenido las venganzas frustradas o aquellos que siempre creen tener la razón, la verdad revelada, pseudoprofética, de los xenófobos de oficio y los que tienen por negocio la segregación, es decir, esos que promueven los ghettos, el macartismo y visiones reduccionista en nombre de los etéreos, la fe y los absolutamente absolutos, porque el periodismo no se presta para la conspiraciones de ningún poder.

Ser periodista es tener el privilegio de ejercer el “oficio más lindo del mundo”, como señalará Gabriel García Márquez; de tal manera, que ser periodista es asumir conceptos como el de “mediación social” propuesto por el investigador Jesús Martín Barbero o los de “acción comunicativa” de Jürgen Habermas; pero también los de los estudiosos como Néstor García Canclini, Jacques Derrida, Martín Serrano, sólo por nombrar algunos.

“La información debe fundarse en una preocupación deliberada por las necesidades y los intereses de la comunidad;(…) Debe asegurar una conexión con la comunidad tanto como un impacto en la comunidad (…) Comprender a las comunidades permitirá que los futuros profesionales de los medios sean participantes y no sólo meros observadores (para) preservar los valores del periodismo como servicio público frente a las presiones competitivas que buscan mercantilizar las noticias” Edmund Lambeth

Ser periodista es ser un investigador consumado, mucho más que un simple opinador desesperado por demostrar que tiene la razón; va más allá de aprender a formular las mismas preguntas que suelen hacérseles a los Alcalde, un Gerente o cualquier funcionarios públicos, como una receta mágica para hacerlos quedar bien.

De tal manera, que ejercer el periodismo, en los albores del Siglo XXI y a pesar de las facilidades que ofrece hoy el acceso a la información a través de la internet, la reportería continua siendo un entramado de desafíos, frente a los que se debe acceder con responsabilidad, ética y sin prejuicios personales o ideológicos. No obstante, se requiere de mucha creatividad, intuición, capacidad de abstracción e imaginación, calidades que no se aprenden en un salón de clases sino el el laboratorio de la realidad.

No obstante, quizás una de la cualidades que debe temer un periodista es su capacidad de lectura, su pasión por estar siempre bien bien informado y su permanente lucha contra la desmemoria, como decía el poeta uruguayo Mario Benedetti; es decir, es un guardián de la memoria histórica, porque esta es una herramienta en la búsqueda de la verdad.

Quizás, el periodista es el más incomodo para sociedades como la nuestra donde la corrupción es la normalidad; siempre denuncia permanentemente, el maltrato e irrespeto a la dignidad de las personas por parte de los funcionarios públicos, la complicidad frente a la violación de los derechos humanos, el fascismo estatal y el racismo que practican algunos, en su afán de desviar la atención y tenderle cortinas de humo a la verdad.

Razón por la cual, lo más preciado de un periodista es su independencia, lo que significa que no es un vasallo de los poderes ni un esclavo de quienes siempre intentan esconder sus intenciones frente a la sociedad. Por eso, develar es uno de los ejes que dinamiza la profesión del periodista.

Hoy, a pesar que los reporteros locales son los más expuestos ante las presiones de los poderes gubernamentales y frente a la impunidad, en el juego de la doble moral del discursos del Estado y los intereses soterrados la clase política local y regional; además, de la autocensura practicada por la prensa regional, queremos saludar a eso valientes periodista de verdad, aunque algunos se empeñen por aquí de avergonzar esta profesión.

“La democracia requiere debate público, no información. La información, generalmente concebida como la precondición de todo debate, no es —sin embargo— sino su resultado (…)  Si la información no se genera en el debate público, gran parte de esa misma información será irrelevante — en el mejor de los casos— o manipuladora, en el peor”  Christopher Lasch

Image:  ©[ar] actualidad regional, 2016.

 

Censura, Cambio Radical y Jaime Eduardo Maestre Dau

Un Sector Político quiere imponer el silencio
Por. Victor Garavito

Agresión, racismo, xenofobia e intimidación por parte del sector político que acompañó al excandidato de Cambio Radical a la alcaldía de Ariguaní Jaime Eduardo Maestre Dau, son los únicos argumentos contra la investigación periodística y el derecho constitucional a la libertad de expresión de cualquier ciudadano, en una actitud claramente fascista con la que se intenta imponer el silencio.

Así se infiere de las reacciones después que circuló el artículo en las redes sociales y publicado en el blog [ar] actualidad regional: “¿Y qué hay de nuevo en la Demanda contra el Alcalde de Ariguaní, Rivelino Mendoza Ballestas?”, el pasado 8 de marzo del presente año. La investigación periodística suscitó fuertes manifestaciones, que fueron publicadas en la social media de Instragam (como la imagen de esta nota de prensa).

La precaria altura intelectual y el lenguaje procaz que acompaña a quienes rodean a Maestre Dau y al Partido Cambio Radical, dan cuenta de la pobre lectura y la escasez de herramientas conceptuales de los connotados e ilustres prohombres ariguanenses que pertenecen a este sector, al abordar su análisis de la realidad local y regional. Este hecho refleja claramente el estilo que siempre han utilizado y las intenciones de quienes ejercen y solo conocen la política del odio, la codicia y la venganza.

De igual forma, este típico y peligroso ejemplo de intimidación y constreñimiento contra la prensa independiente, quebranta al derecho Constitucional al trabajo consignado en el artículo 25 de la Constitución Política de Colombia; además, se empeñan en coartar derecho a circular libremente por el territorio nacional, a entrar y salir de él, y a permanecer y residenciarse en Colombia” consignado en el artículo 24 de la Carta Magna.

Por otro lado, las actuaciones y expresiones de quienes seguramente hacen parte del grupo político de Maestre Dau, solo buscan que las comunidades de la subregión centro del departamento, no tengan acceso a la información, violando los artículos de la Constitución que consagran los derechos y garantías para la libertad de expresión y la labor periodística, como son:

Artículo 20. Se garantiza a toda persona la libertad de expresar su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho de rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura.

Artículo 73. La actividad periodística gozará de protección para garantizar su libertad e independencia profesional”.

Artículo 74. Todas las personas tienen derecho a acceder a los documentos públicos salvo los casos que establezca la ley. El secreto profesional es inviolable”.

De otra parte, de forma flagrante, soez, obscena y vulgar, vulneran el Derecho a la No Discriminación y a la Igualdad en la Diversidad, dispuesto en la Ley 1482 del 30 de noviembre de 2011, que en su artículo primero señala: “Esta ley tiene por objeto garantizar la protección de los derechos de una persona, grupo de personas, comunidad o pueblo, que son vulnerados a través de actos de racismo o discriminación, para ello se modificó el Título I del Libro II del Código Penal en su Capítulo IX, arts. 134 a y b, entre otros.

Por eso, frente a las peligrosas agresiones (Que no son los primeros), a la libertad de expresión, a las garantías para el ejercicio periodístico, nuestro derecho a pensar distinto y al respeto a la diversidad consagrados en el ordenamiento legal vigente, no nos queda más que iniciar todas las acciones legales en las instancias pertinentes, alertar a las diferentes organismos  nacionales e internacionales de protección a los periodistas, como la Fundación para la Libertad de Expresión Flip, la Federación Colombiana de Periodista, Fecolper y el Comite Permanente para los Derechos Humanos, CPDH; así mismo, solicitar a medidas cautelares al Estado ante hechos como los que protagonizan quienes acompañan y/o rodean al excandidato de Cambio Radical a la Alcaldía de Ariguaní, Jaime Eduardo Maestre Dau.

Igualmente, no quiero desaprovechar la oportunidad para Editorializar sobre el tema, que genera varias reflexiones a la sociedad y entre otras cosas queda develado de forma diáfana el desespero de quienes intentan imponerse de cualquier forma y a como dé lugar con el viejo concepto de Maquiavelo, muy utilizado por la clase política colombiana: “El fin justifica los medios” [1]; conservando un visión medieval de la realidad y asumiendo que Ariguaní es un feudo que les pertenece a unas pocas familias y que la Alcaldía se hereda por su condición social, económica, linaje o abolengo.

Sin embargo, hay temas gruesos y estratégicos para el desarrollo del municipio y la región en los que debería intervenir Cambio Radical y promover el debate, por ejemplo: los $12.000 mil millones de las deudas que sí heredó el municipio de la Administración del ex-alcalde Carlos Eduardo Castilla Baena y su supuesto desorden fiscal; los presuntos cobros irregulares del impuesto predial realizados por la Secretaria de Finanzas y del Tesoro que superan los $2.000 millones, que deberán ser investigados para esclarecer las denuncias realizadas antes los organismos competentes; el nombramiento en la Oficina de Control Interno de la ex-tesorera Esperanza Hincapié Morales sin cumplir los requisitos y en un claro conflicto de intereses como si en la Administración Pública lo ético no importará; la situación de orden público y derechos humanos en El Difícil, los planes para la superación de la pobreza con equidad, la próxima Reforma Estructural de Impuestos en Colombia, en fin, sólo por nombrar algunos asuntos que le preocupan a las comunidades y que les afectan directamente.

Finalmente, ante todos estos hechos:  ̶  Usted aún se los imagina gobernando en Ariguaní…

NOTA: Agradezco las innumerables muestras de respaldo y los fraternales gestos de quienes me han expresado su solidaridad y su apoyo como periodista.  

Imagen: Still de Instagram

Referencia

  1. [On Line] LLANO ESCOBAR, Alfonso  S. J. “El fin justifica los medios: Maquiavelo”. El Tiempo, 3 de marzo de 1996.