En Santa Marta, No Más Metroagua

Hoy van 103.303 firmas en solo cuatro días que Santa Marta se ha movilizado para recoger 150.000, con el propósito de respaldar la acción popular que su exalcalde Carlos Eduardo Caicedo Omar interpuso contra la multinacional Metragua S.A ESP, quien opera el acueducto desde 1989, mediante un irregular contrato de arrendamiento. Esta demanda fue admitida por el Tribunal Administrativo del Magdalena en el 2016 y busca impedir que la ciudad pague una desorbitante indemnización a la que aspira la empresa española filial de Inassa, quien solicitó en las últimas horas medidas cautelares, con el fin que se le prohíba a la Alcaldía recuperar las redes que son de todos los samarios.

Por Victor Garavito.

Para muchos samarios la empresa española Metroagua S.A. pretende chantajear a la ciudad, con el polémico contrato de arrendamiento, que por 28 años dejó a Santa Marta sedienta, con unos de los peores servicios de acueductos del país y un agua no apta para el consumo humano.

Frente a esta realidad, antes de terminar su mandato como alcalde Carlos Eduardo Caicedo Omar, a finales del 2015, elevó una acción popular para dejar sin efectos jurídicos el contrato de arrendamiento suscrito entre la Alcaldía Distrital de Santa Marta durante el mandato del exalcalde Alfonso Campos Vives y Metroagua S.A, por considerarlos “violatorio de la moralidad administrativa y del patrimonio público”.

Todo empezó mal

Estos hechos iniciaron con la expedición del Decreto 207 del 14 de julio de 1989 (Ver Decreto), por medio del cual se ordenó la constitución de la empresa de economía mixta Metroagua S.A., expedido por el entonces alcalde Alfonso Campos Vives(ver Video).

La entidad nace bajo escritura pública No. 1895, el 14 de noviembre de 1989 (Ver Escritura), suscrita en la Notaria Primera de Santa Marta, por lo que el entonces mandatario Campos Vives firmó este documento, sin contar con las facultades para suscribir el acto jurídico.

Por otro lado, existen varias presuntas irregularidades como lo indican los expertos en contratación administrativa; la primera de ella es que se realizó un contrato de arrendamiento y no se concesionó el servicio mediante licitación pública. Así mismo, se violó el Decreto Ley 222 de 1983, que estipulaba que la duración del arrendamiento de cualquier tipo de bien de las entidades públicas no podían superar los cinco años.

De esta forma, se cumplen 28 años de un arrendamiento que inició viciado por la ilegalidad y fue extendido por las anteriores Administraciones mediante la figura del “otro sí”, firmado en 1996, 1997, 2000 y 2002, que solo buscaban beneficiar a Metroagua S.A. No contentos con esta situación, cada nueva Administración que llegaba a Santa Marta le mejoraba las condiciones a la empresa española, en contra de los intereses colectivos de sus ciudadanos y el patrimonio publico de los samarios.

Fue así como, en 1997, el alcalde encargado Luis Cuello estableció que Metroagua no le debía pagar al Distrito el 33% de los recaudos sino apenas el 2% y prorrogó el contrato hasta abril de 2017.

Por su parte, del exalcalde Jaime Solano, se dice que solo cruzó la calle del Palacio Distrital para sentarse en la gerencia de Metroagua; no sin antes derogar la labores de interventoría a cargo de la Administración Distrital, por lo que esta entidad quedó sin la supervisión de la ciudad. Cabe señalar que Solano fue suspendido tan solo dos (2) días antes de terminar su periodo por el entonces presidente Andrés Pastrana, tras las inocultables irregularidades presentadas durante su gestión, según lo determinó la Procuraduría General de la Nación.

Aunque ahí no pararon los exabrupto jurídicos, porque durante el mandato del exalcalde Hugo Gnecco Arregocés, quien pertenece al clan Gnecco Cerchar y fuera condenado por irregularidades en la contratación pública, se volvió a modificar el contrato con la clara intención de beneficiar nuevamente a Inassa en el 2002 y perjudicar a Santa Marta. En esta ocasión Gnecco Arregocés determinó que las mejoras de Metroagua debían ser reconocidas por el Distrito y suprimió la caducidad del arrendamiento.

dsc_2023-1-tw
Exalcalde de Santa Marta, Carlos Eduardo Caicedo Omar, con la comunidad samaria abordando la realidad del acueducto de la ciudad

Los recursos del Estado

De otro lado, Metroagua se ha favorecido de los recursos del Estado vía Regalías con 11.445 mil millones de pesos; además, el Plan Departamental de Aguas le giró $14.460 mil millones; otro tanto hizo con el Ministerio de Ambiente con $12.886 mil millones y recibió 15.3 millones de dólares de la Agencia Española de Cooperación, entre otros recursos recibidos por proyectos que financió el Departamento Administrativo Distrital de Medio Ambiente, Dadma y Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag. A pesar de todo esto, el Departamento Nacional de Planeación, DNP, acaba de confirmar lo que todos saben en Santa Marta, que en el 20 por ciento de la ciuada no existe el acueducto.

Sin embargo, un estudio entregado a la Superintendencia de Servicios Públicos, estima que del 2003 al 2016, Metroagua S.A. cobró alrededor de $221.000 mil millones por concepto del llamado costo medio de inversión, valor que se les trasladó a los samarios en la factura de un servicio que nunca cumplió con los estándares mínimos exigidos por la Ley 142 de 1994, sin que se produjera ningún pronunciamiento de fondo por parte de la Superintendencia de Servicios Públicos.

Quiénes son los accionista de Metroagua?

En la actualidad, el 35% de Metroagua S.A ESP pertenece a Inassa, filial de la española Canal de Isabel II, quien estuvo envuelta en un escándalo de corrupción denunciado en la Asamblea de Madrid en España en el 2015; por otro parte, el 33% es del Zar de las Basura, el antioqueño William Vélez Sierra, un reconocido uribista, quien fue mencionado por paramilitares en los hallazgos que se le hicieron al computador de Rodrigo Tovar Pupo, alias Jorge 40; caso investigado por la Fiscalía General de la Nación en el 2009 y reactivado en el 2012, pero del que nunca se supo nada más y presuntamente quedará en la impunidad; así mismo, el 28% corresponden al Distrito de Santa Marta.

La respuesta de la Alcaldía

Por su parte, el actual alcalde Rafael Martínez, el pasado 11 de enero, mediante la Resolución No. 009, modificó de forma unilateral la cláusula cuarta (4) del contrato de arrendamiento de Metroagua que caducará el próximo 17 de abril; mientras que la empresa espera que la ciudad le entregue 60.000 mil millones de pesos por sus no muy clara inversiones. Mientras tanto la única propuesta del Estado es privatizar, a través de una Alianza Público-Privada, APP, como lo manifestó en su visita a Santa Marta el Director del Departamento Nacional de Planeación, Simón Gaviria Muñoz, el pasado 20 de enero, donde quedó claro que la ciudad necesita de una inversión de 2.8 billones para mejorar su sistema de acueducto y alcantarillado.

Por todas estas razones, los samarios no cuentan con un servicio de alcantarillado eficiente ni digno que les garantice un agua apta para su consumo, como lo denuncia el exalcalde Carlos Eduardo Caicedo Omar y como acaba de ratificar el Secretario de Salud (E) Dr. Carlos Payares en una carta enviada al Alcalde Rafael Alejandro Martínez;  para completar muchas localidades carecen del servicio, lo que se constituye en un obstáculo para el desarrollo y el bienestar social de las comunidades, que hoy recogen firmas para liberar por segunda vez a Santa Marta del yugo español de Metroagua y del antioqueño William Vélez Sierra.

Fotografía: [ar] actualidad regional, febrero de 2017.

Anuncios

Orden de Captura al Exgerente del Hospital de Algarrobo, Juan Carlos Redondo Andrade

Los Narcoparamilitares y La Clase Política del Magdalena
Por. Victor Garavito

La Fiscalía General de la Nación acaba de expedir orden de captura a 18 altos exfuncionarios públicos del Magdalena, entre los que se encuentran exalcaldes y Gerentes de los Hospitales locales, quienes presuntamente son responsables de diseñar una estrategia para robarse los recursos de la salud, en alianza con los narcoparamilitares.

Entre las ordenes de captura se encuentra la del exgerente del Hospital de Algarrobo, Juan Carlos Redondo Andrade, quien se desempeñó en la Empresa Social del Estado, durante la primera parte de la Administración de Licet Belén Prieto Montejo.

Redondo Andrade, fue nombrado por el exgobernador Luis Miguel Cotes Habeych, mediante Decreto 047 del 26 de enero de 2012, quien para esa fecha, ya había sido en tres ocasiones Gerente del Hospital de Algarrobo; además, ocupó ese mismo cargo en el Municipio de Santa Barbará de Pinto y se desempeñó como médico en Pedraza, Tenerife y Salamina.

Según el periódico El Espectador: “Entre las obligaciones que ponía Jorge 40 para avalar la candidatura de una persona a alguna alcaldía de los municipios de Magdalena que controlaban los paramilitares era que les entregaran los contratos de la salud del departamento. Esas imposiciones quedaron plasmadas en pactos, como el de Chivolo y Pivijay, en los que se estableció que a través de la política el paramilitarismo lograría “La Provincia Unida” y que entre el 10% y el 50% de los recursos públicos debían desviarse a las arcas del bloque Norte”.

Capturados:

1. Edgar Enrique Fuentes Torres, exalcalde de Nueva Granada.
2. Carlos Danilo Barrios Sierra, exdirector Hospital de Chibolo.
3. María Guadalupe Mendoza, exdirectora Hospital 7 de Agosto de Plato.
4. Yusif Antonio Atala Elias, exdirector hospital Fray Luis de León de Plato
5. José Onofre Cortina Cervantes, exdirector del Hospital de Tenerife.
6. José Antonio Martínez, exalcalde de El Retén.
7. Carmen Josefina Castañeda, exalcaldesa de Remolino.
8. Ruby Elena Barreto Olivera, exdirectora hospital de Remolino.
9. Diógenes Romero Rodríguez, exdirector Hospital de Remolino.
10. Indira Sierra Carmona, exdirectora Centro de Salud Paz del Rio de Fundación.
11. Ceferino De La Cruz Gómez, exalcalde de Zapayán.
12. Carlos Mario De la Cruz Pacheco, exdirector del hospital de Zapayán.
13. Margarita Rosa Rodriguez Ojeda, exdirectora del Hospital de Sitio Nuevo.
14. William Enrique Orozco Orozco, exdirector Hospital de Salamina.
15. Lourdes Ospino Ospino, exdirectora Hospital de Pedraza.
16. José Antonio De la Cruz Orozco, exdirector del Hospital de El Piñón.

Faltan por capturar:

1. Alfonso Miguel Moya Barraza, exdirector del Hospital de Concordia.
2. Juan Carlos Redondo Andrade, exdirector del Hospital de Algarrobo.

Fotografía: ©Archivo Gobernación del Magdalena. Enero 2012.

Fuente: “Capturas por la alianza entre paramilitares y la clase política en Magdalena”. El Espectador, 17 de octubre de 2016.

IDENTIDAD CULTURAL E INDUSTRIA ANTIOQUEÑA: Ellos quieren que nos olvidemos de Nosotros Mismos

Uribe, la Paz y la Industria de la Guerra
Por. Victor Garavito

Cuando se tome una gaseosa Postobón, este sentado frente al televisor escuchando las mentiras de Noticas RCN y te pongas la camiseta del Atlético Nacional, recuerde que estas empresas hacen parte de la Organización Ardilla Lulle, los mismos que patrocinaron las mentiras de Álvaro Uribe Vélez, porque a ellos solo les interesa la guerra; ese es su negocio.

Pero, valla más haya, atrévete a pensar por ti mismo y observé como a través del Canal RCN, lo único que hacen es difundir y convencerte que la única cultura relevante en el país es la paisa y Medellín, la capital, que se la juega con el verde de lo Nacional y se olvidaron que el metro se lo pagamos todos los colombianos.

Por eso, cada vez que tome una gaseosa Postobón, este sentado frente al televisor escuchando las mentiras de Noticas RCN y se ponga la camiseta del Atlético Nacional, observa por la ventana el privilegio que significa haber nacido en tu tierra y lo que ella le aporta al país. Acuérdate que los narcoparamilitares vieron de Antioquía y que ellos contaron con la complicidad de nuestra clase política y el Estado.

Recuerda, que te define la identidad cultural que heredaste y expresas; la que le pertenece a tu gente, la que esta hoy a tu lado; no la que tomas prestada de los medios de información y ni de la postura que asumes porque así es el estilo RCN.

Finalmente, a los paisas y su industria antioqueña, les interesa que olvides tu identidad cultural, solo consuma sus productos y que no pienses por tí mismo el país, donde te mereces vivir en paz.

Video: ©Marcha Patriótica, Octubre, 2016.

Así le responde la Juventud Colombiana a Álvaro Uribe Vélez

Quién Dijo Miedo
Por. Victor Garavito

Este cuatro (4) de septiembre en un evento donde el senador por el Centro Democrático Álvaro Uribe Vélez realizaba su Campaña del No al “Plebiscito Por La Paz”, Leonardo Rentería, un joven de Buenaventura, le respondió valiente y claramente frente a quien lo único que ofrece es la sin salida de la guerra.

Esta es otra mirada sobre la realidad de nuestro país, que contrasta y confronta el discurso pseudo religioso y pendenciero de la ultraderecha colombiana en cabeza de Álvaro Uribe Vélez, el Centro Democrático, el sector de los Conservadores que lídera la excandidata Marta Lucia Ramírez, el Procurador Alejandro Ordoñez Maldonado, el Vicepresidente Germán Vargas Lleras y gremios como Fedegan, presidido por José Félix Lafaurie Rivera; además, de los paramilitares y su autodenominado Ejército Antirestitución de Tierras, quienes recorren como amos y señores el Valle del Río Ariguaní y presuntamente tienen como uno de su centros de operaciones a El Difícil.

Todos ellos intentan generar miedo y caos frente a la posibilidad real de la paz, con el propósito de no desmantelar las redes de narcotráfico, la extorsión y el contrabando que llevan a cabo los paramilitares o mal llamadas bacrim; pero también están quienes intentan no someterse a la justicia ni decirle la verdad a los colombianos de su participación en la guerra que durante los últimos 52 años desangró el territorio nacional.

Una vez más la juventud colombiana demuestra su carácter, valentía y sensatez. Hoy podemos decir, que con jóvenes como estos Colombia Sí tiene futuro y tendremos un rotundo #SíALaPaz el próximo 2 de octubre, porque #LaPazSiEsContigo.

Colofón:

Hoy el reconocido analista e investigador León Valencia publicó un interesante artículo en la Revista Semana, titulado: “El enorme estatus de la oposición de derecha”. Luego de haberlo leído escribí en mí twitter: “Por qué Colombia le teme a Álvaro Uribe su pseudo discurso religioso y su lógica pendenciera? Producto de los medios”. Uribe Vélez es sólo un producto de los medios privados de información de origen paisa (Antioqueño), que como RCN, NTN24, La FM, Hassan Nassar y Claudia Gurisatti, funcionan como la Ofician de Prensa del Centro Democrático y están empeñados en su campaña por el no, con mentiras y atropellos.

Bienvenida La Paz

Entre El Matoneo Uribista y La Esperanza
Por. Víctor Garavito

Los que nacimos y hemos vivido en medio de un país que siempre amanecía en medio de la guerra, le damos la bienvenida a la única posibilidad que hoy tenemos para que entre todos podamos construir escenarios de paz.

Y es que por encima de los gendarmes de la guerra y de quienes nos proponen la sin salida de la muerte, ahora los colombianos tenemos la opción de decidir y definir el país donde queremos vivir y, lo que es más importante, el legado que le dejaremos a la nuevas generaciones de colombianos y colombianas.

De tal manera, que esta será una oportunidad histórica, donde nos jugaremos el todo por el todo. Las alternativas son muy claras: la primera es dejamos engañar por el oscurantismo de quienes pretenden confundirnos con las clásicas cortinas de humo de las estrategia uribista y sus cantinflescos argumentos del “sí pero no”, los mismo que a nombre de las víctimas intentan tapar el sol con las manos.

De esta forma, pretenden que olvidemos las víctimas que dejaron las famosas Convivir legalizadas por Álvaro Uribe Vélez, cuando fuera gobernador de Antioquia; las que se transformaron en grupos narcoparamilitares, quienes se convirtieron en amos y señores; perpetradores de las más atroces violaciones de derechos humanos, muchos de estas en complicidad con los organismos de seguridad del Estado, hechos que aún se encuentran en la más absoluta impunidad. De esto sucesos no quieren hablar los uribista y cuando alguien tiene la valentía de señalárselos, se autoproclaman víctimas de una persecución política o una “venganza criminal”.

Lo cierto, es que los narcoparamilitares masacraron miles de campesinos, políticos, dirigentes cívicos, educadores y trabajadores en todo el territorio colombiano, como también ocurrió en la región del Valle del Rio Ariguaní; así le sucedió a la Inspectora de Policía Sixta Tulia Teherán a finales del 2003 en El Difícil, al exalcalde Andrés Alfonso Palmera Anaya un 7 de septiembre de 1999 y al Concejal Rafael Ríos Barrios, solo por nombrar algunos nombres conocidos.

De todos estos hechos, hoy se habla con temor y en voz baja para que nadie nos escuche por el miedo que se respira desde comienzos del 2016 en los municipios del Centro del Magdalena (1), por cuenta de los nuevos grupos de paramilitares que habitan y recorren nuestra región, quienes han asesinando a reclamantes de tierras, como sucedió el pasado 15 de agosto con Roberto Ballena Suárez (QDEP), a manos del llamado “Ejército Antirestitución de Tierras”.

Ballena Suárez era líder reclamante del predio “La Mano de Dios”, ubicado en Zona Bananera, proceso que se encuentra a cargo de la Unidad de Restitución de Tierras del Magdalena. Además, su madre, Rosa Suárez de Ballena, sus hermanos Alirio y Libardo Suárez, ya habían sido víctimas de actos violentos.

Por otro lado, a muchos se les ha olvidado que Álvaro Uribe Vélez, intentó instaurar la impunidad a través de la Ley 975 de 2005, más conocida como Ley de Justicia y Paz, aprobada por el Congreso de la época, a pesar de los cuestionamientos realizados por diversos sectores sociales del país.

Esta Ley en su artículo 71, pretendía darle estatus político a los paramilitares. Sin embargo, fue  declarado “inexequible por presentar vicios de procedimiento”, como lo determinó la Sentencia C-370 del 2006 de la Corte Constitucional en su momento, al observar la inconstitucionalidad que contenía la norma al asimilar delitos comunes con delitos políticos.

La segunda alternativa es permitirnos la oportunidad de pensar como una nación que se propone la búsqueda de la paz, un camino nada sencillo pero real; desconocido para quienes a lo largo de nuestras vidas siempre nos despertamos entre muertos, atentados y masacres. De ahí que se trate de derrotar el miedo por la esperanza; el silencio por la palabra; la muerte por la controversia civilizada, es decir, la cultura de la violencia por la fiesta de la vida.

Por eso, hoy más que nunca, con alegría, valentía y sin miramientos debemos jugárnoslas por la paz, frente aquellos que solo nos proponen la muerte en su desespero político de quedar condenados y señalados por la historia.

Fotografía: © [ar] actualidad regional. La Impunidad de la Guerra, Gobernación del Magdalena, Santa Marta, 2014.

Nota

(1) Sobre los nuevos grupos paramilitares ya lo había señalado el espectador el pasado 5 de abril, después de la controvertida visita del Procurador Alejandro Ordoñez, en compañía del Presidente de Fedegan, José Félix Lafeure, al municipio de Sabanas de san Ángel, en su nota: “Aumenta tensión entre ocupantes y reclamantes en el Magdalena”. Frente a esta realidad en el Primer Comité de Justicia Transicional que se realizó en Ariguaní, le pedí garantías para las Víctimas del Conflicto a la representante de la Unidad de Atención Integral a las Víctimas.